jueves, 9 de julio de 2009

DETALLES DE CULTURA, IDENTIDAD Y CAMBIOS CULTURALES

CARACTERÍSTICAS DE LA CULTURA:

  • ES CÓDIGO SIMBÓLICO: Los de esa cultura comparten esos mismos símbolos (entre ellos la lengua) lo que les permite comunicarse eficazmente entre ellos.
  • ES UN SISTEMA ARBITRAL: no hay reglas que obliguen a elegir un modelo; cada cultura ostenta su propio modelo de comportamiento cultural.
  • ES APRENDIDA: No es genética, no es interiorizada por instinto; una persona es el profesor (enseñador) de otra (en muchos de los casos la madre, el padre, el tío, etc).
  • ES COMPARTIDA: es necesario que todos los miembros tengan los mismos patrones de cultura para poder vivir juntos, por eso se comparte la cultura a través de la infancia, cuando se está introduciendo a los niños en la sociedad, es decir, se les está socializando (un proceso de socialización).
  • ES UN SISTEMA INTEGRADO: donde cada una de las partes de esa cultura está interrelacionada con, y afectando a las otras partes de la cultura.
  • SE ADAPTA FÁCILMENTE: está siempre cambiando y dispuesta ha acometer nuevos cambios.
  • ESTÁ EN TODOS LOS NIVELES DEL CONOCIMIENTO: nivel implícito, nivel explícito.
  • ES SOCIAL: La primera y principal función de la cultura es adaptarse al grupo. Conseguir la continuidad a través de los individuos nuevos, juntarse al grupo.


CLASIFICACIÓN DE LA CULTURA:

En forma más detallista la cultura se clasifica, de acuerdo a sus definiciones, de la siguiente manera:

  • Tópica: la cultura consiste en una lista de tópicos o categorías, tales como organización social, religión o economía.
  • Histórica: La cultura es la herencia social, es la manera que los seres humanos solucionan problemas de adaptación al ambiente o a la vida en común.
  • Mental: la cultura es un complejo de ideas, o los hábitos aprendidos, que inhiben impulsos y distinguen a la gente de los demás.
  • Estructural: la cultura consiste en ideas, símbolos, o comportamientos, modelados o pautados e interrelacionados.
  • Simbólico: la cultura se basa en los significados arbitrariamente asignados que son compartidos por una sociedad.

La cultura puede también ser clasificada según su extensión:

  • Universal: cuando es tomada desde el punto de vista de una abstracción a partir de los rasgos que son comunes en las sociedades del mundo. Por ej., el saludo.
  • Total: conformada por la suma de todos los rasgos particulares a una misma sociedad.
  • Particular: igual a la subcultura; conjunto de pautas compartidas por un grupo que se integra a la cultura general y que a su vez se diferencia de ellas. Ej.: las diferentes culturas en un mismo país.

La cultura puede ser clasificada según su desarrollo:

  • Primitiva: aquella cultura que mantiene rasgos precarios de desarrollo técnico y que por ser conservadora no tiende a la innovación.
  • Civilizada: cultura que se actualiza produciendo nuevos elementos que le permitan el desarrollo a la sociedad.
  • Analfabeta o pre-alfabeta: se maneja con lenguaje oral y no ha incorporado la escritura ni siquiera parcialmente.
  • Alfabeta: cultura que ya ha incorporado el lenguaje tanto escrito como oral.

Según su carácter dominante:

  • Sensista: cultura que se manifiesta exclusivamente por los sentidos y es conocida a partir de los mismos.
  • Racional: cultura donde impera la razón y es conocido a través de sus productos tangibles.
  • Ideal: se construye por la combinación de la sensista y la racional

Según su dirección:

  • Posfigurativa: aquella cultura que mira al pasado para repetirlo en el presente. Cultura tomada de nuestros mayores sin variaciones. Es generacional y se da particularmente en pueblos primitivos.
  • Configurativa: cultura cuyo modelo no es el pasado, sino la conducta de los contemporáneos. Los individuos imitan modos de comportamiento de sus pares y recrean los propios.
  • Prefigurativa: aquella cultura innovadora que se proyecta con pautas y comportamientos nuevos y que son válidos para una nueva generación y que no toman como guía el modelo de los padres a seguir pero si como referentes.


ELEMENTOS DE LA CULTURA

La cultura forma todo lo que implica transformación y seguir un modelo de vida. Se dividen en:

  • Concretos o materiales: fiestas, alimentos, ropa (moda), arte plasmado, construcciones arquitectónicas, instrumentos de trabajo (herramientas), monumentos representativos históricos.
  • Simbólicos o espirituales: creencias (filosofía, espiritualidad/religión), valores (criterio de juicio moral y/o ética), actos humanitarios, normas y sanciones (jurídicas, morales, convencionalismos sociales), organización social y sistemas políticos, símbolos (representaciones de creencias y valores), arte (apreciación), lenguaje (un sistema de comunicación simbólica), tecnología y ciencia.

Dentro de toda cultura hay dos elementos a tener en cuenta:

  • Rasgos culturales: porción más pequeña y significativa de la cultura, da el perfil de una sociedad. Todos los rasgos se transmiten siempre al interior del grupo y cobran fuerza para luego ser exteriorizados.
  • Complejos culturales: contienen en si los rasgos culturales.


LOS CAMBIOS CULTURALES


Son los cambios a lo largo del tiempo de todos o algunos de los elementos culturales de una sociedad (o una parte de la misma).


Enculturación: es el proceso en el que el individuo se culturiza, es decir, el proceso en el que el ser humano, desde que es niño o niña, se culturiza. Este proceso es parte de la cultura, y como la cultura cambia constantemente, también lo hacen la forma y los medios con los que se culturaliza.

Aculturación: se da normalmente en momento de conquista o de invasión. Es normalmente de manera forzosa e impuesta, como la conquista de América, la invasión de Iraq. Ejemplos de resultados de este fenómeno: comida (potaje, pozole), huipil.

Deculturización: El fenómeno contrario a la Aculturización. Consiste en la pérdida de características culturales propias a causa de la incorporación de otras foráneas.

Transculturación: intercambiar formas de ser, en la que se percibe que no existe una cultura mejor que otra: se complementan. Es voluntaria (ej: anglicismos: fólder, chequear, líder; hacer yoga).

Inculturacuión: se da cuando la persona se integra a otras culturas las acepta y dialoga con la gente de esa determinada cultura.


IDENTIDAD CULTURAL

  • Mary Fukuda: plantea que la identidad implica dar respuesta a interrogantes tales como: ¿Qué se es? ¿Cómo se siente uno por lo que es? ¿Con quien se identifica?
  • Federico Yavaloy: la identidad personal está referida a los atributos más personales y específicos de un individuo, tales como la idea de su propia competencia, atributos corporales, forma de relacionarse con otros, rasgos psicológicos, intereses individuales, gustos, etc.; es decir, atributos del individuo en tanto como ser único, le pertenecen exclusivamente a él.
  • IDENTIDAD: la identidad es considerada como un proceso a partir del cual el individuo se autodefina y autovalora, considerando su pasado, presente y futuro. Es así como concilia las inclinaciones y el talento de las personas con los papeles iniciales que le fueron dados por los padres, compañeros y por la misma sociedad.
  • CULTURA: la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural (2001) plantea que la cultura debe ser considerada como el conjunto de los rasgos distintivos espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a un grupo social y que abarca, además de las artes y las letras, los modos de vida, las maneras de vivir juntos, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias.
  • CULTURA: Para el INC (2002) la cultura se refiere a las formas de ser, sentir, pensar y actuar de los seres humanos. La definición anterior constituye una visión amplia de lo que se entiende por cultura; ya que hace referencia al componente cognitivo, afectivo y conductual de la persona.


DEFINICIONES DE IDENTIDAD CULTURAL

Jorge Gissi señala que la identidad cultural supone, a la vez, la identidad del otro o de los otros, donde recíprocamente, y/o nosotros somos otro(s) para ellos.

Carlos Batzin señala que la manera en la cual un pueblo se autodefine (influencia del factor endógeno) y cómo la definen los demás (énfasis del factor exógeno).

Para Ampuero (1998) la identidad cultural, se refiere, en líneas generales a la forma particular de ser y expresarse de un pueblo o sociedad, como resultado de los ancestrales Componentes de su pasado, frente a lo cual se considera heredero e integrado, en tiempo y espacio.

Gorosito (1998) plantea que la identidad es un aspecto de la reproducción cultural; es la cultura internalizada en sujetos y apropiada bajo la forma de una conciencia de sí, en el contexto de un campo limitado de significaciones compartidas con otros.

Salgado (1999) señala que la Identidad Cultural está referida al componente cultural que se moldea desde edad temprana a través de nuestras costumbres, hábitos, fiestas, bailes, modos de vida, todo aquello que forma parte de nuestro folklore y que es una expresión misma de nuestro pasado y presente con proyección al futuro.


IDENTIDAD CULTURAL


Es un proceso dinámico a partir del cual las personas que comparten una cultura se autodefinen y autovaloran como pertenecientes a ella; además, actúan de acuerdo a las pautas culturales que de ella emanan. Así mismo, implica la definición que las demás culturas tienen respecto a ella.

Al revisar los lineamientos y programas de Política Cultural del Perú (2002), se señala que el objetivo institucional del Instituto Nacional de Cultura es estimular la identificación de los peruanos consigo mismos y con su entorno, de modo que sus pautas de pensamiento, sentimiento y acción, respondan a las demandas de desarrollo que se propone el país, eliminando los factores negativos que afectan su autovaloración y su visión de futuro.


De esta forma, lograr que sus maneras de ser, sentir, pensar y actuar permitan el libre desarrollo de su capacidad creativa y de trabajo, con expectativas de bienestar y efectos positivos en la producción, el desarrollo científico y la creación artística.

En el mismo documento anteriormente citado se señala que el Perú ha mantenido un perfil cultural de progresivo alejamiento de la universalidad del proceso contemporánea que, nos llega desde todos los lados como ajeno y exento de nuestra identificación efectiva con la modernidad, creándonos la imagen de que nuestros valores culturales son sólo del pasado y que lo moderno es sólo copia de los logros de otras culturas (INC, 2002).


TIPOS DE CULTURA EN FUNCIÓN DE SU CAPACIDAD PARA ASIMILAR NOVEDAD

01. Culturas primigenias cerradas

Las poblaciones que habitan en estos ámbitos culturales conservan todavía las formas más antiguas de actividad económica: la caza, la recolección de alimentos silvestres, la vida nómada, etc.

Sus formas de vida son prácticamente las mismas que hace 1000 o 2000 años. Las prescripciones culturales en el seno de esas culturas son extremadamente compulsivas y no asimilan cambio cultural alguno.

Su capacidad para asimilar o tolerar la novedad: prácticamente nula

02. Culturas pre-industriales expuestas superficialmente a influencias externas

Las culturas del tipo 2 son también muy rígidas frente al cambio y a la novedad, pero durante los últimos 50 años han llevado a cabo algunas pequeñas modificaciones superficiales. En líneas generales, este tipo de culturas corresponden a las sociedades agrícolas que son todavía abiertamente pre-industriales pero que han recibido y acogido algunas influencias de otras regiones económicamente más prósperas.

Su capacidad para asimilar o tolerar la novedad: muy baja

03. Culturas en proceso lento de modernización económica

Estas culturas están algo más abiertas a la novedad y exhiben una cierta capacidad para llevar a cabo algunos cambios importantes. Sin embargo, mantienen axiomas y postulados considerados muy esenciales que evolucionan todavía con extremada lentitud. Corresponden a las sociedades en proceso incipiente de industrialización y urbanización o a las sociedades relativamente industrializadas de evolución más lenta.

Su capacidad para asimilar o tolerar la novedad: baja

04. Culturas en proceso rápido de modernización económica

Las culturas de tipo 4 corresponden a las regiones que se hallan actualmente en proceso rápido de desarrollo económico. Están bastante más capacitadas para acoger la novedad aunque persisten todavía con fuerza numerosas inercias culturales. En estas regiones la tensión entre la tradición y la modernidad es particularmente intensa. Actualmente exhiben tasas de crecimiento económico altas y un shock cultural importante derivado de la velocidad con que hacen su proceso de modernización.

Su capacidad para asimilar o tolerar la novedad: media con altibajos

05. Culturas en estado avanzado de modernización económica

Las culturas del tipo 5, durante los últimos 50 años han sido capaces de llevar a cabo cambios rápidos e importantes. Las sociedades que han evolucionado bajo su influjo, han logrado alcanzar plenamente el estadio postindutrial. Sin embargo, en su evolución más reciente dan muestras cada vez más palpables de un cierto estancamiento que les impide abandonar las coordenadas del estado del bienestar postindustrial y parecen incapaces de trascenderlo para seguir hacia adelante.

Su capacidad para asimilar o tolerar la novedad: relativamente alta

06. Culturas que podrían trascender el estadio post-industrial

Las culturas del tipo 6, hasta hace muy poco eran indistinguibles con respecto a las del tipo 5. Tanto las unas como las otras son las que han facilitado los cambios más rápidos registrados en los últimos 25 años. En mis análisis anteriores, las consideré a ambas dentro del mismo grupo.

Sin embargo, parece llegar el momento de empezar a considerarlas por separado. Mientras que las del tipo 5 manifiestan síntomas claros de estancamiento en el estadio postindustrial, las del tipo 6 parecen mostrar indicios de que pueden adaptarse mejor a las condiciones emergentes. Las culturas del tipo 6 serían las que van a lograr ir más allá del estadio postindustrial:

  • asimilando mejor la globalización,
  • adaptándose rápidamente a las condiciones creadas por la deslocalización,
  • abandonando las coordenadas mentales del estado del bienestar (proteccionismo paternalista del estado, minimización a ultranza del riesgo del cambio, etc.), y
  • asimilación más fluida de las nuevas situaciones surgidas de la explosión de la comunicación.


La coexistencia de todas estas culturas en un mundo cada vez más interrelacionado y globalizado, desencadena algunos problemas nuevos, de gran importancia, que deberían ser analizados en profundidad, afrontados y resueltos.

PERSPECTIVAS DEL CAMBIO CULTURAL

Las culturas de las sociedades más abiertas a la novedad (del tipo 6) serán las que aumentarán de una manera más substancial su capacidad para encajar los efectos de los cambios. Sin embargo, el incremento de la novedad se producirá a mayor velocidad que el incremento de su capacidad para asimilarla.

Las culturas de tipo 5 parecen haberse atascado un poco en el estadio postindustrial. El paso el estadio siguiente implica un cambio de paradigmas y no es seguro que puedan hacerlo con soltura.

En las culturas de tipo 4, más que en ningún otro caso, conviven segmentos sociales todavía sólidamente asentados en las referencias culturales tradicionales con otros que se está abriendo vigorosamente a la novedad.

Las culturas propias de las regiones en desarrollo (tipo 3) también van a evolucionar, pero lo harán más lentamente, a corto y medio plazo, al menos. Habrá, sin duda, ciertas personas que podrán hacer frente a la sobrecarga de novedad con cierto éxito, pero el sistema social considerado en su conjunto no podrá. En consecuencia, el foso entre el incremento de novedad y la capacidad de la población para afrontarlo se agrandará cada día más.

En el caso de las culturas más rígidas y más integradas en sus tradiciones consuetudinarias, (tipos 1 y 2), sus perspectivas para afrontar y asimilar la novedad distan mucho de ser buenas. También aquí podrá haber personas aisladas que harán frente a la marea de novedad, pero el sistema social en su conjunto evolucionará todavía muy lentamente, al menos durante los próximos 15 o 20 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada